Packaging > Gráfica aplicada al envase

¿Qué es el diseño gráfico de envases?

aranda

¿Cómo elegir envases originales?

¿Cómo puede el diseño gráfico aumentar las ventas de un producto?

El diseño gráfico aplicado a envases es una herramienta vital para diferenciar nuestro producto dentro de un lineal.

En algunos casos, por razones técnicas, el formato de nuestro contenedor será el mismo que el de la competencia. Nuestra gráfica será entonces el único recurso que tenga el consumidor para reconocer nuestra marca.

aranda

¿Qué es un envase?

Un envase sirve para contener, proteger, manipular, distribuir y presentar mercancías en cualquier fase de su proceso productivo, de distribución o de venta. Además de su función contenedora, los envases representan a la marca ante el consumidor.

El diseño de envases presenta decenas de variantes: botellas, cajas, frascos, latas, bolsas… Es primordial entender que la forma, el material, el color, la textura y los acabados del envase en si para que la gráfica aplicada sobre él de lugar a un conjunto coherente y alineado con los valores que queremos transmitir.

¿Cómo nos ayuda el diseño gráfico en un envase?

El diseño de envases se ha convertido en una herramienta fundamental de promoción y atracción desde que existen los supermercados, posiblemente el entorno más competitivo que existe.

Serán las decisiones en el proceso de diseño las que posicionen a tu producto en el punto de venta. La gráfica aplicada al envase definirá su uso, significarán valores como la calidad o el precio y lo distinguirán frente a la competencia. Todos estos valores, comunicados de forma correcta al consumidor, le ayudan a formarse una idea de nuestro producto nuestra marca y a tomar una decisión.

¿Qué objetivos tiene el diseño gráfico de envases?

El diseño de envases tiene varios objetivos, clasificados de éste modo:

Informar: Transmitir al consumidor datos objetivos sobre nuestro producto. Información como la fecha de caducidad, el lugar de fabricación, el precio o la composición.

Seducción: Generar sensaciones de deseo entre nuestro producto y nuestro cliente.

Diferenciación: Tal y como su nombre indica es la característica por la cuál nuestro envase se diferenciará de la competencia.

Efecto reflejo: Que el usuario se vea reflejado en nuestro envase provoca deseo. Es nuestro trabajo alinear valores entre producto y comprador.

Atracción: Potenciar que nuestro producto sea visto con la mayor brevedad posible.

¿Cómo aplicar la gráfica a un envase?

El diseño gráfico sobre envases puede aplicarse de diferentes formas. Conocer técnicamente los materiales, sus capacidades técnicas y funcionales, es vital para tomar decisiones correctas. La gestión de la producción puede suponer una ventaja competitiva para nuestro producto. La elección del papel de nuestra etiqueta o de la técnica de impresión de nuestra gráfica afectarán directamente al coste final y, en términos de comunicación, influirán en la percepción que el consumidor tiene de nuestra marca.