Identidad corporativa > Identidad Auditiva

Identidad auditiva

aranda

¿Qué provoca que algunas canciones o melodías nos hagan recordar productos y marcas? ¿Puedo conseguir lo mismo para mi empresa? ¿Merece la pena ocuparse de ello?

A todos nos ha pasado: sólo con escuchar unas pocas notas musicales hemos sido capaces de pensar en una marca, su producto y todo lo que ello representa. De eso se ocupa el audio branding, y en Aranda consideramos que forma parte del arsenal de acciones imprescindibles que conforman la identidad corporativa de tu empresa. Vivimos en unos tiempos donde gracias a internet las acciones audiovisuales están a la orden del día, y ello provoca que en el contexto actual invertir en audio branding sea no sólo importante, si no necesario.

aranda

¿Qué es el audio branding?

Del mismo modo que un nombre original, un logo adecuado o un buen eslogan forman parte del repertorio indispensable de acciones que dotarán de personalidad, diferenciación e identidad a tu marca. El audio branding se ocupa de que los valores de tu producto no sólo sean captados por la vista, si no también por el oído; siendo todo aquél conjunto de soluciones en formato sonoro que dotarán de identidad auditiva corporativa a tu empresa.

¿Qué características debe tener?

El sonido tiene una capacidad sorprendente para encapsular recuerdos, momentos y sensaciones. Los requisitos que debe cumplir el buen audio branding deben saber sacarle partido a esas características únicas del medio sonoro y ser capaz de transmitir los valores deseados, ser fácilmente reconocible y provocar sensaciones que completen la definición de nuestra identidad corporativa.

¿Por qué es importante la identidad auditiva corporativa?

Varios estudios certifican que el oído es, tras la vista, el sentido más importante de la percepción humana. Siendo así, ¿por qué no trabajar en que tu marca esté presente en un medio de transmisión tan importante? Muchos son los casos en los cuales grandes empresas han sido capaces de trascender el campo de la identidad corporativa y lograr que parte de los elementos de su audio branding formen parte de la cultura popular. La música de alguna de sus campañas publicitarias, el pequeño fragmento que escuchamos al iniciar una aplicación, al acabar un anuncio radiofónico o incluso formando parte de alguno de sus productos han conseguido convertirse en su arma de posicionamiento de marca más poderosa y ha transportado su identidad corporativa de generación en generación.

¿De qué partes se compone el audio branding?

Aunque puede llegar a abarcar más aspectos, como la voz corporativa -basada en la personalización de tu marca gracias a la reiteración en la locución, haciendo que la voz del locutor acabe siendo percibida como la de la propia marca- el audio branding se basa en dos conceptos:

Audiologo: un breve fragmento de música, cantada o instrumental, que acompaña al logotipo de tu empresa, o que rubrica las campañas y mensajes que se transmiten exclusivamente en formato audio.

Jingle: pieza musical más extensa que pretende transmitir los valores e ideales de tu identidad corporativa. Debe resultar pegadiza, agradable y fácilmente reconocible. Debe ser la pieza que complete el paisaje que represente a su marca, y sirve para acompañar campañas audiovisuales o exclusivamente sonoras, así como para utilizarse en cualquier contexto donde pudiera resultar útil.