Identidad corporativa > Identidad auditiva > Jingle

¿Qué es un jingle publicitario?

aranda

¿Para qué sirve un jingle?

¿Qué influencia tiene un jingle en la identidad corporativa de mi empresa?

Todas las grandes marcas tienen en común que han sido capaces de hacerte relacionar una canción con su producto y mensaje de un modo u otro. Ya sea bajo una locución, acompañando a un vídeo o incluso mientras esperar a que te atienda un teleoperador; una pieza musical ha ido calando en tu subconsciente para que, con el tiempo, sea inmediato reconocer a la empresa en cuestión con tan sólo escuchar un fragmento del mismo. Por eso es tan importante contar con un jingle publicitario completando las acciones de audio branding de tu empresa.

aranda

¿Qué es un jingle publicitario?

Un jingle es una pieza sonora relativamente compleja que podríamos describir como canción, ya que puede reinterpretarse de muchos modos en el futuro al igual que cualquier composición sonora conocida y que tiene como objetivo acompañar diversas acciones relacionadas con la identidad corporativa de tu marca.

¿Que características debe poseer?

Un buen jingle publicitario debe cumplir con los mismos requisitos que cualquier canción popular que podamos escuchar por la radio, además de estar en sintonía con los valores de nuestra empresa. Debe resultar agradable, reconocible y memorable, y debe concordar con las sensaciones y los valores que transmita nuestra marca.

¿Qué aplicaciones podemos dar a nuestro jingle?

De todo el repertorio de acciones del audio branding, el jingle es quizás la más polivalente. Nos servirá como colchón musical en un anuncio de radio o vídeo, como soporte en cualquier tipo de presentación audiovisual en Apps, web o televisión, como horizonte sonoro en una conferencia o incluso como hilo musical en nuestras tiendas, salas de espera o call centers. Un jingle, además, debe ser capaz de ser reinterpretado y adaptable a diferentes contextos. Muchos son los casos en los que las melodías propias de una empresa o marca se reinterpretan en épocas navideñas, o para relacionarlos con una cultura o país concreto.

¿Porqué un jingle original y no mi canción favorita?

Aunque a veces algunas campañas publicitarias han re-interpretado -con éxito e incluso gracia- algunos clásicos de la música, el uso de música de terceros implica un acuerdo en términos editoriales y de derechos de autor con las consecuentes inversiones de tiempo, recursos y dinero para llevarlos a cabo. La creación de nuestro propio jingle publicitario nos permitirá despreocuparnos del uso reiterado de la pieza musical que nos identifique y podremos valernos de ella en multitud de contextos.