Identidad corporativa > Identidad visual > Diseño profesional de tarjetas visita

¿Qué es el diseño de tarjetas?

aranda

¿Por qué diseñar una tarjeta de visita profesional?

¿Qué contenido y debe tener mi tarjeta?

El diseño de tarjetas de visita se ha visto afectado notablemente desde la última década. Las tecnologías parecen ser las responsables de que el uso de las tarjetas sea cada vez más reducido. Hoy en día el contacto entre personas se establece mediante una llamada por el teléfono móvil o un correo. Sin embargo las tarjetas de visita son un elemento de la identidad corporativa que se sigue utilizando porque refuerzan el contacto entre clientes, empresas, negocios, estudios, etc.
Una tarjeta de visita no deja de ser una oportunidad para conseguir clientes y a su vez darles la oportunidad de que te conozcan. Va más allá del mero hecho de contactar por correo, es una forma de crea una conexión física entre las personas.

aranda

¿Qué son las tarjetas de visita?

Las tarjetas de visita, también llamadas tarjetas de presentación, son piezas que contienen los datos del titular de esa tarjeta, como son el nombre y los apellidos, la forma de contacto (teléfono, correo, dirección…) y la profesión o cargo. Las tarjetas se dan en el primer contacto físico con el cliente, la empresa, etc. Hacer la entrega de la tarjeta supone un interés por parte del titular hacia la persona destinataria, estableciendo un vínculo positivo entre ambos. En muchos casos puede ser un elemento determinante para empezar nuevos proyectos o trabajos.

¿Qué información debe aparecer?

La información habitual y esencial en las tarjetas de visita es la ya mencionada en la anterior columna, que son los datos del titular. Partiendo de esta información se puede añadir más o personalizar la tarjeta según de si se trata de una tarjeta personal, de un negocio, empresa, estudio, etc. Eso sí, todo lo que aparezca en la tarjeta debe tener sentido y coherencia, no hay que mirar de llenar toda la tarjeta, sino de poner la información necesaria, dejando que los blancos respiren. La información o elemento extra más comunes suelen ser:

  • Logotipo
  • Iconografía
  • Ilustración o fotografía
  • Frase o claim

Tamaño, forma y materiales

La tarjeta ideal cumple con una serie de cuestiones que hay que tener en cuenta a la hora de diseñarla. Por lo general, las medidas estándares de las tarjetas de visita son 8,5 x 5,5 cm. Si nos salimos de estas medidas puede ser que entonces la tarjeta no quepa en la cartera y que por tanto se acabe tirando o guardando en alguna caja. Tampoco es buena idea reducir el tamaño puesto que se dispone de menos espacio para diseñar y restará notoriedad a nuestra marca.
Otro aspecto que hay que vigilar es querer cambiar la forma rectangular de la tarjeta. Buscar una forma más compleja o poco común puede hacer que el coste aumente y que por tanto no salga rentable. La forma debe permitir manejar la tarjeta con facilidad y no convertirse en un problema.
Finalmente, el material puede ser el punto diferencial de la tarjeta. Lo más habitual es utilizar papel, y de hecho es un material que funciona muy bien y permite realizar un hendido, troquel, etc. Otros materiales pueden ser la madera, el plástico o el metal. Escoger cualquier material debe tener sentido y estar justificado, evitando la arbitrariedad.

Un diseño que destaque del resto

Para nosotros, el diseño de tarjetas de visita debe reflejar y transmitir el espíritu de la empresa. El proceso de diseño necesita tiempo y dedicación para lograr conseguir una tarjeta que deje huella y comunique los valores y la personalidad del cliente. El estilo que adopte la tarjeta debe estar identificado con la marca, no puede verse como una pieza aislada sino como parte del todo.